mujer con detergente y trapo en mano lista para comenzar la limpieza del hogar

Evitar las manchas de grasa y suciedad en el piso de la cocina es casi una misión imposible, las actividades que tenemos día a día en esta zona de la casa, hacen que, aunque sea el sitio que más limpiamos, también sea el lugar más complicado de mantener limpio en todo momento, sobre todo cuando nos enfrentamos a manchas que se niegan a irse.

Y si estás buscando la forma más fácil de terminar con la suciedad del piso de tu cocina, déjanos decirte que has llegado al lugar indicado, porque estos trucos de limpieza dejarán tu hogar reluciente y lo mejor es que no tendrás que pasar horas tallando en el proceso. Así que olvídate de pasar todo tu fin de semana limpiando la cocina, porque estos trucos para limpiar el piso te ayudarán a dejar el área libre de rastros de grasa y cochambre. 

Lo primero para lograr limpiar con éxito los pisos de tu hogar es prestar atención al tipo de material del que está hecho, en la mayoría de los hogares se usan materiales resistentes pensados especialmente para el uso que se les dará; sin embargo, existen casos en los que por estética se utilizan pisos de madera, piedra, terracota, y estos no resisten cualquier tipo de producto para limpieza, por lo que deberás ser muy precavida. 

 

¿Cómo limpiar el piso de tu cocina por tipo de material? 

Una vez que tengas identificado el tipo de piso que tienes en casa será mucho más fácil conocer qué pasos realizar para dejarlos libres de toda mancha y sin maltratarlos. Te damos algunos trucos y consejos de limpieza para el piso de tu cocina de acuerdo con el tipo de material.

mujer comiendo una ensalada sentada en el piso de la cocina
Pisos de madera 

La madera es uno de los materiales más complicados de limpiar, ya que si no lo hacemos de la manera adecuada podemos dañar el piso y causar manchas o imperfecciones permanentes. Nuestra recomendación para dejarlo reluciente es utilizar un limpiador con PH neutro especial para pisos de madera, si las instrucciones lo permiten déjalo reposar algunos minutos en las manchas especialmente difíciles y después retira con un trapo de microfibra.

 

Pisos de cerámica 

La mejor forma de limpiar a profundidad la cerámica sin maltratarla es usando un limpiador multiusos ideado para ello, por ejemplo, Ajax® Bicarbonato Limón, que brinda una limpieza profunda y da brillo a las superficies. Tan solo vierte un chorrito en ½ cubeta con agua y limpia como usualmente sueles hacerlo. Posteriormente enjuaga y retira el exceso con un trapo seco o paño húmedo.

 

Pisos de terracota o barro cocido

En México son muy populares los suelos de barro cocido, le dan un aspecto increíble a la casa pero deben tener un cuidado especial para evitar que se pongan opacos. El secreto de su limpieza está en la temperatura del agua, asear con agua tibia ayudará a que los poros del material se abran y puedas eliminar todas las manchas fácilmente. 

El piso de barro cocido puede presentar moho, musgo o marcas de cal, para evitarlo déjalo secar aproximadamente 12 horas después de la limpieza y aplica algún producto antical periódicamente. En las manchas difíciles puedes pasar un cepillo de cerdas de metal y usar el limpiador líquido multiusos Ajax® Bicarbonato Limón, que elimina los malos olores en las superficies de tu cocina.

 

Pisos de mosaico hidráulico

Los suelos de mosaico hidráulico son espectaculares, sus diseños únicos pueden enamorar a cualquiera y su limpieza diaria es muy sencilla; pero pueden resultar un poco engañosos. A primera vista parece que podrían soportar cualquier tipo de producto de limpieza, sin embargo, en realidad deben usar artículos diseñados para eliminar cemento y eflorescencias salinas. Nuestra recomendación es que a tu rutina de limpieza agregues productos de protección que ayuden a impermeabilizar el suelo y evitar que se dañe, pues estos crean una capa protectora que protege el piso contra manchas y humedad.

 

Pisos de piedra natural

Los amantes de los estilos naturales de decoración como el japandi suelen elegir pisos de piedra para darle un aspecto más ecológico y elegante. Si este es tu caso te tenemos algunas recomendaciones que te ayudarán. En general la piedra natural, como el mármol, la arenisca, pizarra y granito, es un material muy poroso y tiende a dejar entrar fácilmente la humedad, para evitar esto puedes utilizar un jabón con PH neutro y evitar utilizar mucha agua. Evita los estropajos abrasivos, rústicos o metálicos y opta por trapos húmedos de algodón o manta.

 
Pisos laminados

Gracias a que son fáciles de encontrar y su precio es muy accesible, los pisos laminados son un clásico. Limpiarlos es muy sencillo, pues el único truco importante es evitar mojar de más el suelo, utilizar un trapo húmedo con una mezcla de agua y un chorrito de Ajax® Bicarbonato Limón será más que suficiente.

 

Consejos para eliminar la grasa y el cochambre del piso

Además de implementar los trucos anteriores según el tipo de piso que tienes en la cocina, estos trucos te ayudarán con las manchas de grasa especialmente difíciles. Toma nota porque estos tips te ahorrarán mucho trabajo.

persona trapeando el piso de la cocina
  • Limpia las manchas de grasa más complicadas. Rocía el limpiador en spray Ajax® Cocina sobre la superficie a limpiar; este lo puedes usar en la estufa, el horno, así como en diferentes superficies y en la pared. Gracias a que es un efectivo arrancagrasa que te ayudará a quitar esas manchas de grasa difíciles que estén en el piso. Una vez aplicado, frota con una esponja o paño húmedo para remover la grasa y limpia. 
  • Utiliza agua tibia. Las manchas siempre caerán más rápido con el agua tibia, incluso puedes optar por agua caliente si el material de tu suelo lo permite.

Deja tu cocina reluciente con estos tips de limpieza y olvídate de pasar horas fregando el suelo para intentar sacar la grasa.