persona sosteniendo una cubeta con productos de limpieza frente a un perro

Adoptar una mascota es un gozo y una gran responsabilidad al mismo tiempo, pues no solo te va a acompañar durante una gran parte de tu vida, también hay que garantizar que puedas cubrir sus necesidades tanto físicas como emocionales: darles de comer, procurar sus paseos, pasar tiempo de calidad con ellos y, sobre todo, cuidar su salud. 

Tener un perro ayudará a la sana convivencia en casa y te enseñará a ser responsable y a plantearte prioridades. Incluso si tienes hijos pequeños, crecer con una mascota será una oportunidad para enseñarles el amor a los animales y el compromiso. 

En México, 57 de cada 100 hogares cuentan con una mascota, de los cuales el 89% son perros, así lo reveló el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del 2020 y si tú eres de los afortunados que tienen un compañero de vida de cuatro patas, aquí te vamos a dar una serie de consejos para tener tu casa limpia y a tu familia y mascota sanas. 

¿Sabías que la boca de tu perro está llena de bacterias, suciedad y cualquier otra cosa que hayan recogido en sus aventuras? Recuerda que muchas veces es a través del gusto y del olfato que ellos conocen el mundo, así que es común que se acumulen cosas en sus juguetes y platos que no queremos tener en nuestro hogar. Por ello, la limpieza y desinfección de las cosas del día a día de tu perro son importantísimas. ¿Te gustaría saber cómo lograr mantener sus juguetes, camas y platos sanitizados?

Comienza por limpiar y desinfectar los juguetes de tu perro

Pese a que el organismo de los perros les permite ser resistentes a las bacterias y suciedad que puedan acumular en sus juguetes, el riesgo real es para nosotros. Quizá no te des cuenta de la frecuencia con la que tienes contacto con los juguetes de tu perro o las superficies que han tocado sus juguetes, pero sí podrían convertirse en un foco de infección. 

Dependiendo del material, el juguete puede comenzar a debilitarse y ser más fácil de romper, presentando un peligro de asfixia o ingestión para tu mascota. La limpieza regular te ayudará a identificar si un juguete está dañado, así como también a tener tu casa y a tu perro limpio. Te recomendamos hacerlo cada semana. 

Para desinfectar los juguetes de tu perro primero remoja los juguetes de tu mascota. Luego aplica directamente Ajax® Mascotas y deja actuar por 5 minutos. Evita que tu mascota entre en contacto con el producto mientras haces este proceso. Finalmente, talla con un cepillo y enjuaga para eliminar cualquier residuo.

¿Y la cama de mi mascota? Sigue estos tips para una limpieza infalible

Uno de los lugares donde pasa más tiempo tu perro es su cama, pues él la identifica como su lugar seguro donde disfruta estar y descansar. Es probable que ahí lleve comida u otros tesoros para esconderlos, por lo que es necesario que la limpies bien. Lo recomendable es que lo realices cada semana para evitar que se acumulen bacterias y malos olores.

Para limpiar la cama de tu mascota empieza por quitar juguetes y cojines para barrerla y retirar polvo y suciedad. Revisa la etiqueta de la cama de tu mascota, si se indica que puedes echarla a la lavadora, métela en un mismo ciclo con los cojines o juguetes de peluche de tu perro. Al jabón que regularmente usas, puedes echarle un poco de vinagre con bicarbonato para que queden limpios y desinfectados. Asegúrate también de que la temperatura del agua esté arriba de los 60 grados centígrados.

Entonces, ¿cómo debo limpiar los platos en los que come mi perro?

Si te estás preguntando esto, te tenemos noticias. De acuerdo a la Fundación Nacional de Sanitización de Estados Unidos, los platos de las mascotas son el cuarto objeto más contaminado con gérmenes en la casa, ¿te lo imaginabas? La saliva de tu perro se puede mezclar con pequeños trozos de comida sobrante, húmeda o seca, y generar bacterias como Salmonella, Staphylococcus y E.coli. Así que tocar los platos sucios o recibir un beso de tu perro puede transmitir fácilmente la bacteria a miembros de tu familia. 

El moho también puede crecer dentro o debajo de los platos de tu perro si no se lavan con regularidad, es por eso que es importante que limpies diario los platos de tus mascotas y desinfectarlos una vez por semana. 

  • Siempre usa esponjas y trapos para platos que estén especialmente reservados para los trastes de tu mascota y procura nunca lavarlos al mismo tiempo que los platos de tu familia. 
  • Para quitar la comida pegada, llena el fregadero con agua caliente y jabón para platos apto para perros y deja reposar los platos de 5 a 10 minutos para aflojar todo. 
  • Puedes lavar a mano o en el lavavajillas.
  • Lava los platos con jabón y agua caliente y sécalos con una toalla limpia que esté reservada para los tazones de tu perro. 
  • Tu mascota debe comer de platos limpios en cada comida, así que planifica limpiar sus platos por la mañana y por la noche como mínimo. 
  • El último paso para mantener la salud y la seguridad de todo su hogar es desinfectar los platos de su perro al menos una vez por semana. Puedes usar Ajax® Mascotas para dejarlos remojar un rato y después lavar como normalmente lo haces.

Para terminar, no olvides su casa. ¡Es su espacio!

La casa de tu perro se debe limpiar y desinfectar por lo menos una vez cada quince días para evitar la acumulación de bacterias y malos olores. 

  • Si se puede, desarma la casa del perro para facilitar la limpieza.
  • Humedece el interior de la casa del perro con agua de una manguera y luego rocía con una mezcla de Ajax® Mascotas con agua.
  • Frota el interior con un cepillo de inodoro limpio, pon especial atención a las curvas y esquinas de la casa del perro.
  • Enjuaga con abundante agua.
  • Deja que la casa del perro se seque antes de volver a armarla. Cuando esté seca, dale la vuelta para que la puerta quede hacia el suelo. Ahora puedes limpiar el exterior.
  • Enjuaga el exterior de la casa del perro con la manguera. Usa el cepillo para tallarla y luego enjuágala nuevamente. Deja que se seque perfectamente antes de dejar que tu perro se vuelva a meter.

Ahora que sabes cómo y con qué frecuencia limpiar y desinfectar las cosas de tu perro, hazlo como se indica para tener una mascota feliz y sana y que todos en tu familia puedan estar tranquilos y en un hogar limpio.