Hace unos años el desayuno más popular consistía en un plato de frutas, huevo y café o té; sin embargo, debido a que todos los días estamos llenos de actividades, ahora buscamos algo rápido, práctico y nutritivo. Recientemente ha cobrado mucha popularidad el açaí bowl, pues por su textura cremosa, color vibrante, versatilidad, sabor y sus múltiples beneficios al organismo lo hacen el platillo perfecto para ti.

¿Qué es el açai y por qué lo amamos tanto?

El açai es una pequeña fruta de color oscura rica en vitaminas y antioxidantes, la cual favorece la absorción de nutrientes y a la que se le atribuyen incluso propiedades antienvejecimiento. De acuerdo con una investigación de la Universidad de Tufts (Boston), consumir açaí ayuda a retardar los procesos asociados con el envejecimiento, tanto en el cuerpo como en el cerebro. 

Si este alimento ya llamó tu atención, te compartimos algunas propiedades que te ayudarán a decidir en qué momento sumarlo a tus desayunos:

  • Es un antioxidante natural. Gracias a sus propiedades antioxidantes, te ayudará a prevenir el envejecimiento celular. Además, por su alto contenido en vitaminas A, B y C, fortalecerá tu sistema inmune, te proporcionará energía y te ayudará a mejorar el aspecto de tu piel.
  • Control del colesterol. Regula el colesterol, por lo que es un auxiliar en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Su contenido en fibra, fitoesteroles y grasas monoinsaturadas también mejorará tu circulación.
  • Adiós al estreñimiento. Su alto contenido en fibra contribuye al correcto funcionamiento de tu sistema digestivo, es un gran auxiliar contra el estreñimiento y te ayudará a sentirte con más saciedad durante el día, por lo que evitará que caigas en antojos. Además, al ser depurativo, ayuda a eliminar grasas y a desinflamarte.
  • Refuerza el sistema inmunológico. Es rico en ácido elágico, un polifenol que combate bacterias e infecciones por virus. Además, tiene entre 15 y 30 veces más concentración de flavonoides que el vino tinto, los cuales  ayudan a proteger el organismo.
Entonces, ¿cómo se come el açaí?

Como pulpa congelada, en jugos, en polvo e incluso en comprimidos, en todas estas presentaciones encuentras el açaí. El polvo de açai se puede añadir a jugos, leche, yogurt, o incluirse en numerosas recetas de cocina como helados, pasteles y smoothies.

Y si aún no lo has probado, te preguntarás a qué sabe. Muchas personas describen el sabor del açai como agradable y dulce: un sabor exótico que comparan con el chocolate, pues quien lo prueba se hace adicto a su sabor. 

La manera más popular de consumir esta maravillosa fruta es en un açai bowl, en el que solo hay que triturar la pulpa con leche, agua o jugo, un plátano congelado para darle consistencia y complementar con semillas. Pero las posibilidades son infinitas. Basta con que le quites o le agregues algunos ingredientes para que hagas variaciones que te llenarán de energía. 

1. Bowl de frutos rojos

Combina agua y leche fría en tu plato con el polvo o pulpa de açai hasta obtener una consistencia espesa como la de un helado. Agrega frutos rojos como arándanos, fresas, cerezas y moras que te darán una bomba de antioxidantes. Si quieres añade nueces o almendras que le darán ese toque crujiente.

2. Bowl con cereal 

¡Acompaña tu cereal favorito con açai! Licúalo con leche, yogurt y agrégale otros frutos para que te quede un desayuno delicioso que te dejará con saciedad para que no caigas con antojos.

3. Açai bowl con moras y cacahuates

Licúa la pulpa o el polvo de açai con moras azules y un poco de cacahuates, arándanos deshidratados y semillas de tu elección. Puedes meterlo al congelador para darle más consistencia o puedes beberlo como un licuado. 

4. Açai bowl dulce

Si eres de las personas que prefieren comenzar el día con desayunos muy dulces, puedes preparar un bowl de açai con manzanas, moras, granola, nueces y semillas caramelizadas que le darán un toque único. 

5. Açai bowl con chocolate

Una de las combinaciones más deliciosas es la del açai con chocolate, puedes agregar a la mezcla que vas a licuar un poco de cacao en polvo y también ponerle trocitos de chocolate oscuro como topping con fresas. ¡Te va a encantar! 

6. Açai bowl antioxidante

Licúa el açai con plátano congelado y el jugo de tu elección, preséntalo en un bowl y agrega higos, arándanos o manzanas para hacerlo delicioso y lleno de nutrientes. 

6. Banana split de açai

Si quieres algo más pecaminoso, pero que siga siendo saludable, puedes convertir el típico postre banana split y agregar el açai licuado como salsa sobre un plátano congelado, agregar trozos de chocolate oscuro o sin azúcar y agregar otros toppings como cacahuates, coco seco, etc. 

Como te puedes dar cuenta, puedes preparar un açai bowl de muchísimas formas, pues en realidad esta fruta funciona como base para crear varios platillos y con el que no te aburrirás jamás. Al terminar, limpia los trastes que utilizaste con Axion® Natural Essentials Lavanda y Aloe y disfruta su fragancia con extractos naturales.